Barcelona lésbica, un poco de historia

Vamos a hacer un poco de historia de la Barcelona lésbica: a pesar de lo que pudiéramos creer,  gracias al artículo de la investigadora Mati Albarracín, del libro “Mujeres bajo sospecha” , hemos conocido testimonios que dan cuenta de una vida social y grupal de las lesbianas en Barcelona que no nos podíamos imaginar.

Ya en los años cuarenta, según estos testimonios, las lesbianas se reconocían entre sí y se autodenominaban “libreras” (las más jóvenes eran tebeos, nombre con que se denomina en España a los cómic o historietas infantiles) y solían encontrarse en las cafeterías de la zona del “Paral-Lel” (nombre dado por la avenida que separa los barrios de Poble Sec y el Raval, y que en ese momento estaba en pleno esplendor plagado de bares, teatros y locales de music-hall).

El cortometraje documental “El alegre Paralelo” deja constancia de la alegría de sus calles.

En la Barcelona lésbica, la mayoría de estas mujeres eran independientes y se mantenían a sí mismas, cosa poco usual para la época. Entre ellas también había muchas bailarinas que trabajaban en los teatros de la zona, como El Molino o el Teatro Victoria. Cuenta la leyenda que Carmen de Lirio estaba entre ellas.

Teatros paralel

 

El Primer bar para lesbianas

En la Barcelona de los 70, cuando los gais tenían sus puntos de encuentro en bares del entorno de la Rambla, en el barrio chino, las lesbianas se reunían en el Daniel’s, en la zona alta. Las dificultades, en una época en la que ser homosexual era peligroso -de hecho, hasta el 79 la ley persiguió a quien lo fuera-, eran muy distintas para hombres y mujeres. Ellos, ni osaban abrazarse en las pistas de baile de los locales y sufrieron una represión más brutal. Ellas, en Daniel’s, se sentían libres, bailaban pegadas al son de la música de Mari Trini y gozaban de cierta permisividad del comisario de la zona que, dicen, incluso acudía de vez en cuando a tomar una copa.

«Era la ventaja trampa de ser invisibles», define Maria Giralt, la que fuera un tiempo disc jockey del Daniel’s, un bar de la calle de Peronella, junto a la plaza de Cardona, que fundó Maria del Carme Tovar, “Daniela”.

«Daniela salía a recibir siempre a las clientas (era época de timbres y mirillas) y las hacía sentir importantes y cómodas. Había de todas las edades e ideologías, desde amas de casas a modelos o prostitutas. Era un espacio de libertad», explicaba Giralt.

En un contexto represor, la propietaria del local creó el bar como una asociación, lo que en parte le permitió seleccionar quién entraba. Pero no por ello se libró de las visitas de la policía, algo que las clientas sabían porque Daniela activaba una luz roja en el bar cuando los agentes llamaban a la puerta. «En cuando se encendía, las mujeres dejaban de bailar y se sentaban en los bancos que había alrededor de la pista», rememoró Giralt.

Os dejamos el homenaje que se rindió a su creadora en 2010

 

Si vas a Barcelona no dejes de consultar nuestra guía de bares Lesbian Friendly

Si te interesa conocer la historia Les y LGTB de la zona puedes concertar la visita guiada

LESBIANAS Y TRANS DEL SIGLO XX EN EL RAVAL

Esto es lo que ofrecen las chicas de LGTB Barcelona

Durante una hora y media descubriremos artistas, escritoras, periodistas y vedettes del Paralelo y del Barrio Chino, desde la primera mitad del siglo XX hasta los años 80. Entre ellas Gardenia Pulido, Marie Laurencin, Irene Polo, Violette Leduc, Ana Martínez Sagi, Ana María Moix… Y también recuperaremos a travestis y transexuales, como Paco España, que triunfaron en una Barcelona en la que, históricamente, siempre ha habido espacio para la ambigüedad y el desafío a las normas de género.

Aquí está el link a la web:

Rutas_LGTB

Aquí nos describen las rutas por Barcelona:

RUTA LGTB DEL RAVAL

Un repaso a los momentos clave que reflejan y explican la historia y la represión sobre la población de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB)  en el siglo XX en Barcelona. Desde la publicación del ensayo de Max Bembo “La mala vida en Barcelona” (1912), hasta la década de 1980, pasando por la primera manifestación del Orgullo en 1977, la Segunda República (1931-1939) con la presencia de Jean Genet en Barcelona, la promulgación de la Ley de Peligrosidad Social (1954) y las redadas en las Ramblas durante el franquismo. Durante la ruta pasamos por lugares que sirvieron de inspiración a artistas y escritorxs como Ocaña, Gardenia Pulido, Jaime Gil de Biedma, Terenci y Ana María Moix, y también descubrimos a personajes únicos como Paca la Tomate y el Hombre del Rayo, entre otrxs.

LESBIANAS Y TRANS DEL SIGLO XX EN EL RAVAL

Durante una hora y media descubrimos artistas, escritoras, periodistas y vedettes del Paralelo y del Barrio Chino de Barcelona, desde la primera mitad del siglo XX hasta la década de 1980. Entre otras, conocemos más de cerca a Gardenia Pulido, Irene Polo, Marie Laurencin, Violette Leduc, Ana María Martínez Sagi, Ana María Moix… Y también recuperaremos a travestis y transexuales como Paco España, que triunfaron en una Barcelona en la que, históricamente, siempre ha habido espacio para la ambigüedad y el desafío a las normas de género.

JEAN GENET & JUAN GOYTISOLO EN EL RAVAL

Recorremos las callejuelas y los espacios en los que estuvieron los antros del antiguo Barrio Chino de Barcelona donde malvivió Jean Genet en la década de 1930 y que inspiraron algunas de sus obras más conocidas, como «Diario del ladrón» y «Querelle de Brest». Combinamos la historia de locales tan canallas y emblemáticos como el cabaré La Criolla con la lecturas de fragmentos de la obra genetiana, mientras desgranamos algunos aspectos de la amistad del escritor francés con Juan Goytisolo, Premio Cervantes 2015. Una amistad, como dice Goytisolo, de la que «nadie puede salir indemne».

BRUJAS, PUTAS Y MONJAS DE BARCELONA

Un paseo en el que hablamos de los conventos de monjas y de los prostíbulos desde el siglo XIV hasta principios del XX, de las brujas y de la Santa Inquisición, de las extrañas relaciones entre estos tres ámbitos que se corresponden con tres maneras de ser y vivir como mujer. Durante el recorrido, de unas dos horas, recuperamos a mujeres como Juliana Morell, una monja que fue considerada un «milagro de su sexo» en el siglo XVII; a Mª Luz Morales, primera directora de un diario en España y castigada durante el franquismo a ser recluida en un convento; a putas que fueron consideradas brujas, como la Nicolaua, y otras que fueron rebeldes y protagonistas de la Setmana Tràgica, como la Bilbaína y la Cuarenta Céntimos. 

Cualquier duda, les podéis escribir a: lgtbarcelona@gmail.com

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *